La desigualdad es la primera violencia.

Por Azul Verzura

El 19/8 los legisladores de Juntos por el Cambio aprobaron en primera lectura el convenio con IRSA para la construcción de torres de 45 pisos en Costanera Sur, en lo que se conoce como la ex Ciudad deportiva de Boca. 

Hace meses que se viene llevando a cabo una militancia joven a través de los territorios de toda la Capital Federal para frenar esta política larretista-macrista. En primer lugar, es importante destacar que hace no mucho tiempo, se llevó a cabo la audiencia pública por costa salguero donde acudió un total de 2.057 oradores, y 2.002 se opusieron a la iniciativa del Ejecutivo local. Es decir, la audiencia pública de Costa salguero que puso en agenda política la importancia de una perspectiva ambiental a la hora de ejecutar políticas públicas. 

¿Y esta nueva oleada inmobiliaria de donde salió?

Bueno, el Jefe de Gobierno porteño no está hace 4 meses gobernando, sino que hace 12 años tiene el mismo objetivo: transformar la capital federal en un negocio mega inmobiliario que siga ensanchando la brecha entre ricos y pobres. 

La intencionalidad está clara. No escuchan al pueblo ni tampoco respetan los requisitos necesarios a la hora de implantar una medida política. 

Hace un par de horas, conversamos con Lucía Cámpora, Legisladora porteña por el Frente De Todxs, y nos comentaba: 

“El Proyecto prevé construir torres de hasta 45 pisos, de tierras linderas a la reserva ecológica.  Es un proyecto que así como se trató, ni siquiera tiene todavía un informe de impacto ambiental. Son tierras vecinas al barrio Rodrigo Bueno, en proceso de urbanización, barrio que ni siquiera fue tenido en cuenta en la discusión de este asunto.”

Entonces, el ecologismo larretista no solamente sigue demostrando que es una farsa y un blindaje mediático, sino que también se encarga de saltarse pasos a la hora de levantar un proyecto para la Ciudad de Buenos Aires. 

Hoy, el oficialismo porteño, Larreta y amigues, pusieron en marcha la modificación de una norma en la Legislatura para habilitar la construcción de torres de lujo sobre el río.

Además, sabemos que  en 1997 IRSA compró el terreno -que larreta va a transformar en inmobiliaria- en U$S 50 millones, si sale la ley, pasa a valer (aprox) U$S 1600. O sea, acá hay mucha plata en juego, y no justamente va hacia las demandas que se le exigen al GCBA. 

 

 A ver, no es casualidad que en medio de una pandemia, donde ningún sector de la Ciudad de Buenos Aires recibió ayuda económica, promueve la división territorial, la expulsión del verdadero problema: la desigualdad cada día aumenta más y eso nos va a seguir costando la vida. 

“Estamos hablando de la parcela privada más grande de la Ciudad y la única con acceso al Río. En Términos de superficie, para dimensionar, se trata de 70 hectáreas, lo que equivale a medio barrio de San Telmo”.

La campaña empezó hace rato y no dejaron de sorprendernos con sus medidas un poco antidemocráticas y antipopulares. La voz del pueblo es clara, la decisión política de Larreta también. 

“Por todo esto, desde el Frente de Todxs, ayer rechazamos esta iniciativa y ,además, convocamos y planteamos que estas tierras deberían volcarse a lo que era el destino original. Que era un predio deportivo con inclusión y que daría respuesta a una demanda. Pero lamentablemente, Larreta nos prueba una vez más que Gobierna como si la Ciudad fuera una escribanía o una inmobiliaria y no toma decisiones pensando las necesidades de ninguno de esxs porteñxs que quieren una Ciudad ambientalmente más justa, más verde. Tampoco piensa en esxs porteñxs que tienen verdaderos problemas de vivienda; porque sabemos que estas torres de lujo no van a dar soluciones a las demandas que se exigen con respecto a los alquileres, ni a lxs vecinxs del barrio Rodrigo Bueno – que todavía están esperando que se concrete su proceso de urbanización-.“

La forma en la que el destino de lxs porteñxs va decayendo con el tiempo debido al manejo inequitativo, desigual, destructivo y contaminante que tiene el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, tiene un final claro: se viene una audiencia pública y estamos en plena campaña electoral. 

Claramente el futuro de les jóvenes y les porteñes tiene una sola dirección: ser apartados de la Ciudad de Buenos Aires porque se está convirtiendo en una inmobiliaria privada de los amigos de Larreta. No dan soluciones, no dan alternativas y siguen con sus mismas lógicas: aumentar la brecha de desigualdad entre lxs vecinxs de barrios populares, la clase media y los amigos de los empresarios. Todxs afuera excepto ellos.

Share:

Facebook
Twitter
LinkedIn
contacto

Escribinos por más información

info@mottme.com